top of page

Natanael Cano encabezo la primera edición del festival Arre HSBC

El Autódromo Hermanos Rodríguez se convirtió en un punto de encuentro destacado para la música regional mexicana y los corridos tumbados durante la primera jornada del Festival Arre HSBC. Un impresionante número de 70,000 asistentes se unieron en una vibrante fiesta que se extendió durante 12 horas, reafirmando la arraigada conexión que la música mexicana mantiene en el corazón de su audiencia.

La presentación de Natanael Cano en la primera edición del Festival Arre HSBC comenzó con la interpretación de su canción "Mi Bello Ángel", demostrando así que su repertorio no se limita únicamente a los corridos tumbados, ya que también cuenta con material romántico. El escenario inicialmente estaba cubierto por una tela blanca que ocultaba a Natanael Cano. A medida que los acordes iniciales de "Mi Bello Ángel" resonaron en el ambiente, los asistentes estallaron en gritos de emoción. La tela se desplomó y reveló a Cano, quien apareció en el escenario con un enérgico salto.

Los primeros versos de la canción, "Miras con tanta dulzura, hermosa criatura, tú mi bello ángel que cayó del cielo, soy un simple pobre diablo que corrió con suerte...", fueron entonados por el artista, cautivando a la audiencia.

La presentación de Natanael Cano se llevó a cabo en el escenario "La Hacienda", un lugar impresionante con tres pantallas que permitían a todos los presentes disfrutar del concierto, incluso desde la parte trasera, que estaba abarrotada de seguidores entusiastas. El cantante aprovechó la oportunidad para expresar su gratitud hacia su público en la Ciudad de México al exclamar: "Arriba la Ciudad de México". Además de "Mi Bello Ángel", interpretó otros éxitos como "Selfies", "El de la Codeína" y "Soy el Diablo". Los amantes de los corridos tumbados fueron gratamente sorprendidos en un momento destacado de la noche con la aparición de Óscar Maydon como invitado especial durante la interpretación de "Porte Exuberante". La energía de la multitud parecía alcanzar su punto máximo, generando una atmósfera más intensa. Natanael Cano notó este cambio y no pudo evitar expresar su emoción con un entusiasta "¡Viva la Ciudad de México!", acompañado de una sonrisa, antes de continuar con la canción "Carlitos".


Luego, el ambiente dio un giro hacia lo romántico, atrapando tanto a las parejas cursis como a aquellos que quizás no lo eran tanto. Algunas parejas comenzaron a mostrar afecto mientras otros se dejaban llevar por la emoción, lo que creó una mezcla de sentimientos en el público.

Sin embargo, para añadir un elemento inesperado a la fiesta, se presenció una situación sorprendente: un joven se desmayó y tuvo que ser ayudado por la multitud. Esperamos sinceramente que se encuentre bien, pero esta incidencia marcó un momento de tensión en algunas áreas del concierto.


En su actuación en el Festival Arre HSBC, Natanael Cano llegó para consolidar, tal como mencionamos anteriormente, que los corridos tumbados están catapultando al regional mexicano a niveles de popularidad impresionantes, atrayendo la atención de las masas. Además, demostró que como uno de los pioneros de este estilo musical, goza de un cariño especial por parte del público.




bottom of page