top of page

Natalia Laforucade en el Auditorio Nacional

Actualizado: 9 nov 2023


La noche del 7 de noviembre quedará grabada en la memoria de todos aquellos afortunados que presenciaron el hechizo musical de Natalia Lafourcade en el Auditorio Nacional. La reconocida cantante y compositora mexicana, conocida por su talento ecléctico y su voz única, ofreció un espectáculo que dejó a la audiencia completamente enamorada.


Natalia hace que te sumerjas en todo su esplendor y en un magnífico viaje, la mayoría de la gente sentados pero moviéndose al ritmo de la música, música que ningunos audífonos, estéreo o algún aparato de música pueda reproducir la grandeza de lo que nos dio en su último disco.


Si no habías dado una oportunidad a su disco creo ahora después de este concierto te darás cuenta de que tan bien estructurado está, porque te deja con ganas de más de un concierto.

Nos canto su último disco completo y se disfruto de una manera inigualable,En medio de música clásica, los integrantes de su banda fueron saliendo uno por uno y se acomodaron en un escenario bastante interesante, dividido por cuatro secciones. Pero después de esto, apareció Natalia Lafourcade ante un Auditorio Nacional lleno que la aplaudía. Aunque eso sí, luego de algunos minutos escuchando a la gente, la propia artista se rindió ante su público.


Tras un breve intro que incluyó un poema a la chamana María Sabina, el concierto comenzó con “Vine solita”, donde Natalia arrancó –como dice su canción- solita junto a su guitarra. Más tarde se le sumaron todos los músicos, un detalle pequeño pero que nos hizo sentir que el inicio del show fue súper íntimo y en medio de un instante de complicidad con la artista.



“Muchísimas gracias, buenas noches. Qué enorme alegría, qué enorme jardín, que bellas flores. Estoy muy feliz, por fin estamos en casa. Me siento muy agradecida por su amor, por su cariño, por abrir el corazón para recibir estas canciones”, dijo la artista mexicana, dándonos la bienvenida de manera muy bonita, mientras muchos le gritaban “te amo” a Natalia.


Natalia nos invitó a acercarnos al “fuego del escenario” (metafóricamente hablando) para irnos directo a la tierra de María Sabina y así, curarnos de todos los males que tenemos para volver a florecer. Esto solo fue el inicio de “María la curandera”, la cual le puso ambiente festivo a la noche, mientras el público formaba parte del show aplaudiendo e incluso haciendo coros. Una verdadera gozada escuchar esta rola en vivo, si nos lo preguntan.



No paró de aventarnos hit tras hit. En “Para qué sufrir”, muchos cantaron a todo pulmón esta canción que tiene uno de los mensajes de amor más sinceros y dolorosos. Después se siguió con “Ya no vivo por vivir”, la rola que grabó con Juan Gabriel y en la que el Auditorio Nacional se iluminó con las luces de los celulares. Fue ahí donde recordamos cuánto se extraña al ‘Divo de Juárez’.

Más tarde bailamos y lloramos al ritmo de “Lo que construimos”, y nos desgarramos la garganta con “Hasta la raíz” (que estamos seguros que la mayoría la cantó pensando en alguien especial). Luego de esto, con “Mi tierra veracruzana”, Natalia Lafourcade nos llevó hasta ese estado que tanto ama, que representa en todo el mundo y en el que encontró esa identidad musical que tanto buscaba.



Fotos:Liliana Estrada/Ocesa



Comments


bottom of page