top of page

Así se despidió Moderatto ante 20,000 fans; el detector de metal se apagó

La hora marcada para el "último vals" de la mítica banda de glam rock nos regaló grandes momentos y un deseo permanente, que aquella despedida de Bryan Amadeus y compañía no sea nada más que un hasta pronto.



La noche del 23 de marzo marcaba dos hitos con tinte agridulce para los fans de Moderatto; lo primero, la banda comandada por Jay de la Cueva (a.k.a Bryan Amadeus) celebrara 24 años de trayectoria. El proyecto que, en palabras del mismo vocalista, nació como una banda de covers con una falsa biografía cargada de mucha comedia y se consagró como una de las banda de rock contemporáneas más activas que dividen las opiniones.


Sin embargo, todo lo que comienza debe terminar y las luces atenuaron el adiós de la banda, el mismo día que cumplían 24 años de existencia, en el Palacio de los Deportes donde se entregaron por completo con un setlist que recorrió sus múltiples discos.



La velada comenzó con "Quemándote de amor" la que puso a saltar y corear a las 20 mil almas que se dieron cita y que disfruto de cada canción que le siguió en el concierto. Con una energía asombrosa, derroche de su talento y una puesta en escena envidiable, las leyendas musicales interpretaron sus mayores éxitos acompañados de los coros y palmas de sus fans.


Zodiaco, Gracias, Si mi Delito es Rockear y muchas canciones más resonaron en el Palacio de los Deportes mientras eran entrelazadas con, en honor a sus inicios, algunos covers de otras bandas pero adaptadas a su estilo cómo: Sálvame de RBD, Llamada de mi Ex de la Arrolladora y No Podrás de Cristian Castro.



Durante todo el concierto la banda no se cansó de agradecer a su público por acompañarlos en esta travesía de más de dos décadas y por volver una de las mejores noches, algo que pensaban sería más nostálgico que feliz. Incluso, el vocalista solicitó que disfrutaran el momento y solo "tomaran captura" con su mente para atesorar el momento, en lugar de solo verlo en su celular.


Para el cierre de la noche, la banda interpretó el himno de los infieles entonando "Ya lo Veía Venir" algo que cimbró el Domo de Hierro y para finalizar con broche de oro, invitaron a 3 fans para interpretar una parte de la canción y ser parte de esa mágica noche, momento en el que el respetable se le entregó a los músicos y la banda.


Todo lo anterior fue aderezado con movimientos llamativos y outfits dignos a la fecha de los integrantes, incluso Jay presumió su guitarra de Hello Kitty que posteriormente regalaría a un fan, lo que no hizo extrañar la pirotecnia pero que sin duda nos hará extrañar un buen rato a esta banda de glam que, si bien, hoy despide el detector de metal para darle paso a nuevos proyectos musicales, el deseo de su regreso nos mantendrá al borde del muelle de la esperanza.

Comments


bottom of page